Inicio | Comunicado del rector | COMUNICADO DEL RECTOR |ABRIL 2019

COMUNICADO DEL RECTOR |ABRIL 2019

Rector_IEE_Comunicado
"El pasado vive en nuestra memoria, más ya no en la realidad, mientras que el futuro aun no llega. De manera que en estricto sentido sólo tenemos el presente, ese que nos dice que hoy, alumnos, docentes, administrativos, directivos, investigadores, benefactores, y demás, constituimos la generación del 50 aniversario".

Ciudad de México a 1 de abril de 2019

Estimada comunidad IEE:
Aunque los primeros meses del año vieron el inicio de los festejos del quincuagésimo aniversario de nuestro querido Instituto de Especialización para Ejecutivos, y continuarán los meses siguientes, vale la pena una reflexión justo ahora, pues fue precisamente el día 10 de abril de 1969 cuando nuestra institución queda oficialmente fundada. Aquella Actualización Contable y Administrativa (ACA) que fundara Don Carlos Orozco Felgueres en 1966, queda transformada en el IEE precisamente en la fecha señalada.

Hoy ya no está Don Carlos ni la mayoría de la gente que fundó la institución, pero sobrevive la obra que se fortalece cada vez más. El proyecto, que nació en las modestas instalaciones rentadas en Río Sena # 51, en la colonia Cuauhtémoc, con poco más de un par de salones y otras tantas oficinas, se ha transformado durante estos cincuenta años en una realidad impresionante: presencia en 42 ciudades de México, cuatro planteles educativos con más de 10 mil metros cuadrados de instalaciones propias, más de mil alumnos cursan actualmente nuestros programas de posgrado de los que han egresado más de 10 mil. Medio millón de personas han cursado programas de educación continua, además de estar avalados por doce instituciones, contar con 150 colaboradores de tiempo completo y más de 400 catedráticos y expositores.

¿Y cómo llegamos hasta aquí? Por la combinación de muchos factores, de los que hoy resaltamos los dos más importantes: la pasión y la continuidad humana. Alguien podría objetar que la pasión parece ser más mala que buena, lo cual es cierto cuando se subordina el interés vital a la pasión, haciéndola estéril, pero cuando, por el contrario, se subordina la pasión al interés vital, se hace fecunda, creadora.

 

 

Sobre la continuidad humana, vale la pena recordar aquel término que acuñó Don José Ortega y Gasset allá por 1922 ó 23: ‘generación’. Pero una generación no se traduce en personas que coinciden en el mundo o que tienen la misma edad, sino aquellos que están unidos por un nexo profundo y espiritual; que comparten un sentido de la vida y subordinan su pasión a un mismo interés vital.

Ante la polémica de si la historia la hacen individuos a quienes la masa sigue dócilmente, o por el contrario la hacen las masas anulando a los individuos, Ortega señala que la historia la confeccionan las generaciones, que son el intermedio entre el individuo y la masa. Y el valor de una generación se estima por su obra, por la huella perdurable que deja tras de sí y que se suma al acervo cultural del país.

El legado es el IEE, y nosotros somos la generación del 50 aniversario. Reconocemos a todos los personajes de carne y hueso que, justo como nosotros, imprimieron pasión en lo que les correspondía para legarnos una institución en desarrollo: desde el personal de apoyo hasta los intelectuales; desde la administradora hasta el catedrático; desde el directivo hasta la investigadora; desde los alumnos hasta los sinodales. Ellos son nosotros, el día que lo olvidemos perderemos nuestra identidad. De ellos recibimos la estafeta que cederemos a quienes habrán de venir a continuar la obra logrando una institución cada vez más sólida y siempre comprometida con el desarrollo del país.

El pasado vive en nuestra memoria, más ya no en la realidad, mientras que el futuro aun no llega. De manera que en estricto sentido sólo tenemos el presente, ese que nos dice que hoy, alumnos, docentes, administrativos, directivos, investigadores, benefactores, y demás, constituimos la generación del 50 aniversario.

Enhorabuena por ello y un agradecimiento sincero por su valiosa aportación en el legado de nuestra generación, por su invaluable apoyo en la realización de un sueño que sí se cumplió: la construcción de una gran institución de educación superior como lo es nuestro Instituto de Especialización para Ejecutivos.

Salvador Leaños

SOLICITA INFORMACIÓN
Recomienda